Welcome to the State of California 

EL DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO ESTATAL DE SALUD PÚBLICA RECUERDA QUE EVITEN COMER HONGOS DE CIERTA VARIEDAD 

Date: 2/11/2009 

Number: 09-08s 

Contact: Al Lundeen o Norma Arceo (916) 440-7259 

SACRAMENTO 

Mark Horton, director del Departamento de Salud Pública de California (CDPH, por sus siglas en inglés) recordó hoy a consumidores que el recoger y comer hongos silvestres pueden causar serias enfermedades e incluso la muerte.

“Como algunos hongos venenosos se pueden parecer a los hongos comestibles”, dijo el Dr. Horton  “los hongos silvestres no se deben consumir a menos que hayan sido examinados cuidadosamente por expertos en hongos”.

En California, las hospitalizaciones, las enfermedades gastrointestinales y las muertes han sido causadas por el consumo de hongos silvestres.  Según el Sistema para el Control y Envenenamientos de California (CPCS, por sus siglas en inglés), en el año 2008, 894 casos de ingestión de hongos venenosos fueron informados por todo el estado de California.  Entre esos casos:

  • 499 (58 por ciento) fueron niños menores de seis años de edad cuales consumieron una cantidad pequeña de hongos que encontraron en el patio trasero de sus casas;
  • 358 personas recibieron cuidados médicos a consecuencia de el consumo de estos hongos; 
  • 72 personas sufrieron un efecto moderado, tal como la diarrea cual requirió líquidos intravenosos;
  • 17 personas fueron ingresadas a cuidados intensivos;
  • Cinco personas sufrieron consecuencias serias de salud, como el fallo del hígado que resultó en un estado de coma, un trasplante de hígado o un fallo renal que requirió diálisis;
  • Una persona murió.

Las muertes fueron asociadas a unos hongos llamados “Amanita ocreata”, también conocidos como el “ángel destruidor,” y los hongos llamados “Amanita phalloides”, también conocidos como el “casquillo de la muerte”.  Estos hongos crecen en algunas partes de California durante todo el año, pero se encuentran más comúnmente durante el otoño, los últimos meses del invierno o la primavera.

El consumir hongos venenosos puede causar dolores y torzones estomacales, vómito, diarrea, daño al hígado y hasta la muerte.  Con el consumo de los hongos llamados “Amanitas”, los síntomas estomacales se demoran generalmente ocho a 12 horas, así que al principio las víctimas no relacionan sus síntomas con el consumo de estos hongos.  Las personas que sufran cualquiera de estos síntomas después de consumir estos hongos deben obtener atención médica.  Las personas con estos síntomas o sus proveedores de cuidados de salud deben de llamar inmediatamente al CPCS al 1-800-222-1222.

El CDPH está colaborando con CPCS y la Sociedad Micología de San Francisco para establecer procedimientos estatales y para designar a expertos que sepan identificar los hongos tóxicos implicados en los envenenamientos.

 
 
Last modified on: 6/4/2009 9:30 AM